ANTE LA EVIDENTE LENTITUD EN EL AVANCE DE LA AUTOPISTA ROSARIO - RUFINO, LISANDRO ENRICO INSISTE CON LA APERTURA DE UN NUEVO FRENTE DE OBRA

La autopista 33 que conectará las ciudades de Rufino y Rosario, en el sur santafesino, avanza a pasos muy lentos ya que, además de diversos inconvenientes que fueron surgiendo, el personal se encuentra trabajando en un solo frente de obra ubicado en la localidad de Rufino. Frente a esto, el senador Lisandro Enrico insiste en que se comiencen a abrir nuevos frentes de trabajo en puntos estratégicos de la futura autopista.

“Actualmente se está avanzando en trabajos menores sobre algunas alcantarillas que se están construyendo, pero no hay movimiento de suelo ni ejecución del terraplén. El principal problema técnico que tuvo siempre esta obra es que el personal no contaba con tierra para hacer el levantamiento de suelo y la extracción que hicieron en los laterales no fue suficiente entonces necesitaban encontrar un lugar de donde poder seguir extrayendo. Además de algunas cuestiones presupuestarias que pueden haber surgido en este tiempo”, comentó Enrico.

En esta oportunidad, el legislador vuelve a insistir ante las autoridades nacionales para que, teniendo en cuenta la lentitud con la que avanza la obra y la cantidad de kilómetros de extensión que tendrá la autopista, se abran nuevos frentes de trabajo en otros puntos importantes de la arteria como el tramo del acceso a San Eduardo hasta el acceso a Chovet, que tiene una extensión de 62 kilómetros y que es fundamental su comienzo para agilizar el avance.

“Este es un pedido que venimos realizando hace tiempo porque creemos que para evitar estas demoras es fundamental que se trabaje en otras zonas de la autopista. Además, hay que tener en cuenta que la Ruta 33 tiene tramos en estado de completo deterioro, con arreglos provisorios, por lo tanto, es imprescindible avanzar con este proyecto porque de lo contrario su concreción va a llevar muchísimos años más de los previstos”, finalizó Enrico.

PROVINCIALES